Translate

24 de junio de 2008

Los amantes…

La habitación estaba a oscuras y en silencio.

Yo no podía verte y sin embargo podía sentirte a mi lado.

Quise tocarte pero no pude…

Mis manos estaban atadas al dosel de la cama.

Cuando traté de decirte lo que sentía, acercaste tu mano a mi boca y me silenciaste,

Lentamente te acercaste a mi oído y susurraste:

"Confía, déjate llevar"

Durante unos minutos nada ocurrió, me sentía ansiosa y excitada…

Te conozco lo suficiente para saber que no me lastimarás

Y que todo lo que hagas me dará placer.

Mientras imaginaba que pensabas,

Comencé a sentir y ya no pude pensar…

Solo podía hacer lo que me habías dicho al principio

"Dejarme llevar"

  • ¿Quieres volar? - dijiste

Al principio no comprendí tus palabras,

Quise preguntarte y tomaste mi boca…

Fue un beso suave… solo el roce de tus labios

Abrí mi boca para que pudieras penetrar en ella y no lo hiciste.

Tus labios fueron descendiendo lentamente por mi cuerpo

Tu lengua se deslizaba por mi cuello… no habías hecho casi nada

Y sin embargo sentía la humedad entre mis piernas.

Cuando tu boca tomo uno de mis pezones me sentí morir

Quería tomar tu cabeza entre mis manos para que no me soltaras

Pero no podía, porque me habías atado…

Me miraste a los ojos y te sonreíste…

Me conoces, sabes lo que pienso y lo que quiero

Después de unos minutos pasaste al otro pezón, lo mordías, lo chupabas

Cada vez estaba más excitada, más mojada…

Seguiste bajando, tu lengua se detuvo en mi ombligo y jugaste con él.

Desde mi ombligo tu boca se fue deslizando hacia abajo

Y finalmente me hiciste el amor con tu boca

Sentía como me ibas abriendo

Como me penetrabas con ella

Yo ya no podía pensar, solo sentir…

El orgasmo fue tan fuerte que me sentí morir

Mientras mi cuerpo estaba laxo, no podía moverme

Mi mente estaba adormecida como drogada

En ese instante entre mis piernas

Sentí como tu sexo se deslizaba en mi interior…duro, caliente

Mi cuerpo se fue adaptando a tu contacto

Comenzaste a moverte en un baile excitante y sin fin,

Solo se oían nuestros gemidos, las pieles estaban calientes.

Tus manos recorrían mi cuerpo

Como si se tratase de un instrumento musical,

Mi cuerpo respondía a todo lo que pedías,

No necesitabas decirlo con palabras,

El solo roce de tus labios o el mínimo movimiento de tus manos,

Excitaban mi piel exigiéndote y rogándote que finalizaras con esta dulce y mortífera agonía.

Momentos después cuando me penetraste por última vez,

Gritaste mi nombre,

Mi cuerpo se elevo,

Mis ojos se abrieron y quedaron fijos,

No veía ni oía, solo sentía tu cuerpo duro y húmedo sobre el mío.

7 comentarios:

  1. Estaba tratando de terminar el último trabajo de la maestría. Me falta poco (un par de cuartillas bien argumentadas), pero sentí la necesidad de ver qué me habías contestado. Sentí una especie de llamado y descubrí que habías anotado otro "post". Igual de erótico que los otros. Aunque el desvelo me deja pensando en tonterías y me quita la concentración que no debo perder, veo mi cama sola, vacía, con libros y apuntes llenando el hueco donde debería estar una mujer de carne, hueso y sudores. No sé, tal vez quieras ser la dama de mi castillo. Pero también recordé algunas escenas de la película "El lado oscuro del corazón". Un amoroso vuelo debe empezar por recorrer la pista de despegue de tu piel para enfilar por la pista central, entre beso y beso para superar los picos de la cordillera de tu pecho y reflejarse en tus ojos, mientras los sudores y sonidos se hacen uno. Recreando temporalmente el mito del hermafrodita*.

    ________________
    * Se supone que en una de las versiones sobre el mito de los hermafroditas dice que fueron separados por Zéus (en una de las tantas revueltas en el Olimpo) y castigados por la eternidad a buscar a su otra mitad. Y quienes lo logran encuentran la felicidad.
    ¿Encontraré mi otra mitad?

    ResponderEliminar
  2. P.D. No me gusta la letra roja y demasiado pequeña, me da migraña.

    ResponderEliminar
  3. ya sabia yo que tenia que haber sido piloto... para haced volar a la gente

    ResponderEliminar
  4. Angel: logras dejarme muda con tus palabras (algo dificil). Perdon por la migraña ... no quise hacerte daño (intencionalmente)

    ResponderEliminar
  5. Carlitos: me halagan tus palabras y como siempre ... un placer leerte.-

    ResponderEliminar
  6. Mary, me hubiera conformado con que la letra fuera más grande. No rompas el estilo infernal por este gato –yo– que le maulla a la luna...

    ResponderEliminar
  7. No me molesta cambiar la letra! Estoy abierta a escuchar opiniones para mejorar el blog o los relatos!

    Gracias x entrar!!

    ResponderEliminar

Otros pecadores