Translate

9 de septiembre de 2011

Baño de Espumas ...

El baño sólo estaba iluminado por las velas que repartían su fragancia a vainilla por todo el lugar. Mientras se llenaba la bañera, los únicos sonidos que se oían eran el ruido del agua al caer y a lo lejos en la otra habitación sonaba el cd Adele, el ambiente era decadente, solo faltabas vos.

El aroma de las velas se mezclaba con el de las sales de baño. Mientras inspiraba, cerré mis ojos y dejé que el aroma a vainilla me inundara, una pequeña sonrisa asomó a mi rostro.

Cerré la canilla, dejé mi bata en el suelo y me sumergí en ese mar de sensaciones. Tomé la esponja y lentamente comencé a frotarla por mi cuerpo, tratando de no tocar esas zonas que sabía me llevarían a un lugar sin retorno pero sin vos no tenía ganas de nada. Mi piel de alabastro se veía llena de vida, la luz le daba un matiz casi irreal.

Respiré profundamente y tomé la copa de champagne que había dejado preparada y me dispuse a relajarme, a no pensar en nada salvo en vos y en las ganas que tenía de verte.

Como si te hubiese conjugado, el celular sonó y vi tu nombre en la pantalla, solo leerlo logró excitarme pensando en lo que harías cuando supieses lo que estaba haciendo.

Mi voz sonó enronquecida al hablarte, podías sentir mi deseo a través del teléfono, mientras me saludabas y me preguntabas que estaba haciendo y donde estaba, mi cuerpo se puso en alerta.
Esperando el comienzo de una maravillosa noche...

Solo esto tenemos por ahora, llamadas que nos permiten conocernos de una forma única y decadente, donde dejamos que nuestra imaginación nos lleve por caminos que nunca habíamos caminado.

La sensación es única, siento un poder que no creí sentir jamás, escuchar tus jadeos mientras hablamos, tus indicaciones como debo tocarme para alcanzar el orgasmo es decadente...

Mi piel está caliente y sin embargo el agua esta tibia pero casi no lo siento porque solo estoy atenta a tu voz
y a las palabras, nada más importa.
Siento como tus manos recorren mi cuerpo, tu boca deslizándose por mi cuello, tu lengua saboreándome lentamente, poco a poco siento mis pechos erguidos buscando tus manos, tratando de sentir tu lengua sobre mis pezones, las mordidas en ellos, los tirones.

Estoy mojada y no es por el agua, siento mi cuerpo duro, expectante, quiero acabar con este tormento, quiere sentirte dentro mío, duro, caliente, mientras mi cuerpo te recibe mojado y resbaladizo, sentir tu cuerpo llenándome por completo, escucho mis gemidos que se entremezclan con los tuyos, las respiraciones entrecortadas, la cabeza me da vueltas y sé que estoy a punto de acabar, siento las primeras contracciones que poco a poco se van haciendo más fuertes, siento tu voz diciéndome que estas aquí conmigo, puedo ver tu rostro desencajado también a punto de llegar, y en un segundo todo cambia, mi cuerpo estalla, mis ojos se abren, muerdo mis labios para no gritar pero el placer es más fuerte y me dejo llevar ….

4 comentarios:

  1. Aquí una pecadora, Mary Venusina!

    Al leerte se me representan momentos similares y sensaciones indescriptibles, sobre todo en el elemento "agua", mojada de flujos y oliendo a espuma!

    Gracias por compartir ese momento y representa un honor, que mi blog esté entre tus favoritos!

    Abrazo intenso...

    ResponderEliminar
  2. Ese erótico baño de espuma y placeres varios deja volar tu imaginación por territorios inexplorados, es un placer descubrirte y mojarme en tus letras, besitos desde mi pequeña orilla.

    ResponderEliminar
  3. Alga Marina, me alegra que te sientas reflejada en mis palabras y recuerdes momentos placenteros. Es lo que trato de buscar con mis relatos que haya un poquito de cada cosa, que nos pasa en nuestra vida.-
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. querida alexia{All}, bienvenida a mi mundo de realidad y fantasía. Ayer pude leer algunos relatos de tu blog y fueron sencillamente maravillosos.-
    Espero poder seguir deleintadote con mis confesiones.-
    Besos

    ResponderEliminar

Otros pecadores