Translate

2 de julio de 2010

El amigo de papá…mi jefe



Hace unos meses presente mi curriculum en un organismo del estado para trabajar en el área de Desarrollo, unos días más tarde me convocaron para una entrevista con el Gerente del sector.
La entrevista estaba pactada para las 10 de la mañana en la City porteña. La noche anterior elegí mi ropa con mucho cuidado porque aunque quería estar divina, no quería proyectar una imagen de chica sexy, después de varios minutos terminé optando por una falda negra ajustada, camisa blanca, zapatos negros y una cartera con herrajes plateados para q hicieran juego con la bijou.
Me bañe, me sequé el pelo y me fui a dormir. A la mañana siguiente mientras me maquillaba, pensaba en los puntos que quería destacar de mi curriculum y fui pensando las preguntas que podrían llegar a surgir durante la entrevista.- Terminé de maquillarme, me vestí, desayuné, tomé las llaves del auto, la cartera y me fui.-
35 minutos más tarde estaba sentada en la sala de reuniones, aguardando a la persona que llevaría acabo la entrevista. A los pocos minutos se abrió la puerta y vi ingresar a un hombre, la llegada de la persona que me iba a entrevistar. Justo en ese instante la puerta se abrió y me quedé helada. El hombre que se acercaba era un antiguo amigo de mi papá, su nombre era Esteban. Yo sabia que él trabajaba en el gobierno pero la verdad, nunca pensé que podría ser la persona que iba a entrevistarme.
Sonriendo, me levante y extendí mi mano para saludarlo diciendo:
  • Hola Esteban, tanto tiempo… no sabía que estabas trabajando en el Área de Desarrollo.
  • ¿La mano? Somos viejos conocidos…. Se acercó y me dio un beso en la mejilla. Sentate por favor.
  • Me senté y lo miré, la verdad me sentía un poco extraña haciendo esa entrevista con él,
  • En cambio, yo si sabía que vos eras la postulante. – me dijo sonriendo. Leí tu curriculum y debo decir que me dejaste impresionado, no sabia que además de linda sos inteligente.
  • Mmm…gracias, pero no creo que debas decir estas cosas en una entrevista.-
  • ¿Por qué no?, solo estoy diciendo la verdad.
No supe que responderle y solo sonreí. Como si intuyera mi incomodidad rápidamente cambio de tema y me pidió que le contara de mis experiencias laborales. Conversamos durante varios minutos, hablamos sobre la remuneración, las tareas y los diferentes desafíos que tendía si aceptaba el puesto.
Mientras lo escuchaba hablar, mi mirada vagó por todo su cuerpo. Había olvidado lo atractivo que era. Alto, buen físico, cabellos oscuros con algunas canas, barba de un par de días, pero lo que más llamaba mi atención eran sus ojos tan azules que casi parecían negros. Observe sus manos grandes, de dedos largos, muy cuidadas y no se porque me imaginé que sería sentirlas en mi cuerpo. Cuando me di cuenta de la línea de mis pensamientos, moví mi cabeza para tratar de despejarla pero el daño ya esta hecho.
Él seguía hablando y yo solo podía pensar en como sería pasar la noche con este señor que me había visto crecer…

3 comentarios:

  1. Los malos pensamientos, si ya lo digo yo... te desconcentran, jeje.

    ResponderEliminar
  2. Y como sigue?? Que paso??
    Conta nena!

    ResponderEliminar
  3. Buenos dias,

    Soy Sara Navales y estaría interesada en
    realizar un intercambio de enlaces con ustedes en su página.
    Email de contacto:
    zapatos_org@yahoo.com
    http://www.zapatos.org/

    ResponderEliminar

Otros pecadores