Translate

14 de julio de 2009

La plenitud

Cuanto tiempo perdido, cuanto tiempo de ideas y venidas, tratando de entender porque estoy sola o porque ninguna pareja me dura.-
Cuantas noches pasé en vela preguntándome si alguna vez volvería a enamorarme o si mi vida seguiría como hasta ahora, una seguidilla de hombres que no son capaces de llenar ese anhelo que siento en el alma.
Cuantas veces me pregunté porque no podía sentirme plena... y quizás sin querer fue en ese preciso instante cuando lo comprendí... la plenitud que tanto busco no tiene que ver con estar en pareja, tener un hijo o alcanzar lo máximo de mi profesión.-
La plenitud se consigue cuando somos capaces de aceptarnos como somos, con nuestros defectos y virtudes, cuando nos consentimos, cuando nos amamos.-
Y quizás hoy después de haber cumplido 33 años, me doy cuenta que lo que más anhelaba siempre estuvo ahí, solo que yo no podía verlo.-
El día despues de mi cumpleaños hice un experimento, me quité la ropa y caminé hacia el espejo, la que caminaba no era la mujer sexy, ni la profesional, ni la amiga, ni la amante, eran todas reunidas en un solo cuerpo y por primera vez me miré realmente, no busqué defectos, solo me miré, no se cuanto tiempo pasó pero poco a poco una sonrisa se fue dibujando en mi rostro y sin querer me enamoré...
Me enamoré de mi cuerpo , de mi cara, de las emociones que pasaban por ella, me enamoré de mis cabellos castaños con sus reflejos rojizos, me enamore de mi boca en forma de corazón y podría seguir describiendo cada parte de mi cuerpo y no me alcanzaría este post para explicar lo que sentí... solo puedo decir que fue maravilloso.-
Durante años me olvidé que yo existía, me olvidé que debajo de todas esas locuras, ironías, sarcasmos, alegrías, tristezas se escondía un corazón maravilloso que solo esperaba ser amado por su dueña.-
Porque hoy yo soy la dueña de mi corazón, lo cuido, lo mimo y lo amo y si un día sin querer alguien aparece, será mucho más facil entregarlo porque ya se todo lo que es capaz de dar, al fin de cuentas durante 33 años ese cuerpo y ese corazón me dieron más de lo que podría haber esperado... me hicieron sentir plena.-