Translate

17 de abril de 2009

Yo me pregunto

¿Cuantas veces confundí amor con deseo? ¿Cuantas veces me sentí tan cerca de alguien para luego darme cuenta que no era lo que estaba buscando? ¿Cuantas veces senti la necesidad de gritar al mundo mi verdad para darme cuenta que diciendo lo que realmente pienso lastimaría a mucha gente? ¿Cuantas veces quise morir cuando vi que no me querias, cuando vi que la preferias a ella antes q a mi? ¿Cuantas veces te escuché decirme que me amabas y que yo era lo único en tu vida? ¿Cuantas veces permití que me mintieras? ¿Cuantas veces me callé para no perderte? ¿Cuanto más tengo que sufrir? ¿Cuanto tiempo se necesita para matar el amor? ¿Cuando dejaré de sentirme asi? ¿Cuando volveré a ser feliz?

8 comentarios:

  1. Pues vas por el camino, porque al menos ya reconoces lo que quieres...

    No es fácil, eso si

    Besicos

    ResponderEliminar
  2. Cuantas preguntas nos hacemos intentando entender lo que nos invade a cada instante... ¿es amor, deseo, atracción, pasión...?

    Besito

    ResponderEliminar
  3. Amiga: No te hagas tantas preguntas...mejor vivi!!
    Besotes!

    ResponderEliminar
  4. Es cierto ya reconozco lo que quiero y sinembargo todavia no lo encuentro!!
    Gracias x pasar Belen
    Besos!

    ResponderEliminar
  5. Creo q muchas veces confundimos los sentimientos por miedo aceptar lo q verdaderamente sentimos.

    ResponderEliminar
  6. jajaja!! Es la costumbre...primero analizo...luego ejecuto!

    ResponderEliminar
  7. Mary de mis pecados:

    Ya llevo tiempo leyendote y comunicando esporádicamente algunas opiniones.

    Entiendo tu búsqueda, porque es parte de la naturaleza del ser humano. Sin embargo, te has dado cuenta, muchas veces, del problema que arrastras y no los has querido ver, aunque lo aceptes; siempre tropiezas con la misma piedra: confundes deseo con amor, pasión y atracción.

    Es una conducta que me recuerda al alcohólico que sabe que tiene un problema, lo grita, pero no hace nada al respecto. O aparenta que lo hace.

    Podrías aplicar lo que te decían en otro mensaje: "Vive y no te hagas preguntas", pero, el problema, es que terminas lastimando a otras personas y, principalmente, te lastimas a ti.

    Me gustó, desde el principio, la mujer que se daba a conocer a través de lo que escribía, independientemente de las fotos del Hi5...

    No me importó la distancia, pero si me decepcionó que cometieras el mismo error, volvieras a sufrir y te volvieras a desahogar...

    Me duele verte herida. Tal vez no te importe lo que sienta, pero -desafortunadamente- si me importa, aunque no te conozca del todo... ¿Será porque me recuerdas a una amiga muy querida?

    Te lo dije en otra ocasión (¿lo dije, mi memoria falla un poco?), no basta saber cuál es el mal camino, debes ser capaz de no transitarlo.

    No eres mi chica ideal, pero aun así me sigues gustando, porque pareces ser una mujer real, congruente dentro de tu caos.

    Mi querida Mary, te mando un abrazo afectuoso...

    ResponderEliminar
  8. No todas las preguntas tienen respuestas y algunas respuestas mejor no saberlas.
    Centrarse en el momento y disfrutarlo aunque luego te lo cuestiones es lo que queda en tu recuerdo y lo que, aunque luego doloroso, te hace disfrutar de un feliz momento...

    ResponderEliminar

Otros pecadores