Translate

25 de septiembre de 2007

Cama Revuelta .. Gracias Amigo

Realmente no se por donde empezar, hoy se juntan en mis pensamientos miles de ideas, de sensaciones, de olores, de visiones….

Es extraño, tengo tanto por contar y en este momento, es como si las palabras se hubiesen ido de mi mente. Y solo queda esto, pensamientos vagos, que no dicen nada y sin embargo, están forjando una idea, una historia que poco a poco podré ir dilucidando mientras la escribo.

Hace unos minutos terminé de ver una película que me afecto más de lo que yo creía (V de Venganza o V for Vendetta), no creo en las casualidades pero si en las causalidades, todo tiene una razón de ser y como me dijo hoy, un gran amigo, la vida o en realidad, mi vida es como una cama revuelta y si vuelvo al principio de este relato deberé darle la razón.

En este momento mi mente se parece a una cama revuelta, donde sábanas y acolchados se entremezclan por la rapidez de mis ideas, de mis memorias, de mi pensamiento. Miles de ellos se agolpan en mi mente, tratando de llamar mi atención, para que yo los libere y los deje salir de mi cabeza, para que no sean sólo míos, sino también de cada persona que lea estas líneas. Y lo más extraño es que antes me aterraba la idea de alguien leyendo mis escritos y sin embargo ahora me siento distinta, más madura, con ganas de arriesgarme.

Y si alguien lee lo que escribo, ante todo le pido perdón… si en algo lo ofendí, pero si al leerlo se sintió identificado o alguna frase lo ayudo o reír o a llorar… entonces gracias, porque logré mi cometido.

Dicen que el mundo se cambia, cuando logras que una persona se siente a pensar, a imaginar, a vivir… Y creo que lo logré (por lo menos conmigo, que no es poco), primero debemos cambiar nosotros si queremos que el resto cambie. Y por eso desde que escribo me siento viva y no me importa compartir mis más oscuros secretos, mis pensamientos, pero lo más importante de todo es que por primera vez en mi vida, no temo arriesgarme.

Por eso les digo que no creo en la casualidad, al ver esa película me enfrenté a un hecho angustiante: Que haría yo?? Me arriesgaría o preferiría vivir a merced del miedo, de la injusticia??

Y si tomo esta decisión… ¿Quien va a juzgarme? ¿Dios? o peor… ¿mi conciencia?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Otros pecadores