Translate

28 de julio de 2007

Mi Primer Amor ... UN FIASCO!!

Cuando terminé el colegio ingresé a la universidad y estudié empresariales (aunque no era mi vocación). Desde chica quise ser abogada, mi tío Chiquito me llamaba "Su Abogadita", miraba programas que tenían que ver con el tema, leia sobre leyes y le decía a todo el que quisera escuchar que yo iba a llegar a la Corte Suprema.
Pero me olvidé de mi padre, él odia a los abogados (varios lo cagaron) asi que cunado le conté puso el grito en el cielo y me dijo que los abogados eran cuervos y si yo pensaba ser como ellos. Y así me dejo, mi viejo adorado, mi complice y todo había tirado a la borda ni ilusión. Después de escuchar esto sobre la profesión que había elegido, me metí en empresariales y nunca volví a hablar del tema. Pero esa no fue la única razón, pero me sirvió durante años para ocultar la verdera.
A los 15 años conocí al amor de mi vida (o eso creía yo). No muy alto, morocho, ojos oscuros, buen físico (rugbier). La primera vez que lo vi quedé impactada y en ese instante supe que me había enamorado. Esa noche no tuvimos contacto y creí que no iba a verlo más. Por suerte me equivoqué y unos meses después coincidimos en una fiesta de egresados.
Estuvimos charlando y me enteré que ibamos a la misma parroquia. Estudiaba en un colegio militar y yo lo miraba enbobada. A partir de ahí nos hicimos amigos. Yo lo adoraba, nos veiamos en la parroquia, venía a casa, ibamos a bailar, pero nunca pasaba nada. Así estuvimos varios años hasta que en mi cumpleaños número 17, uno de sus amigos llamó para saludarme y me contó que E se había puesto de novio con una compañera de mi colegio. 
Me quise morir. No lo podía creer.
Dejé de comer, no podía y cuando lo hacía comia y despues iba al baño y vomitaba. No recuerdo cuanto tiempo estuve así. Un día me descompuse en el colegio, va me desmayé. Cuando recobré el conocimiento estaba en la enfermería con una de mis amigas. M muy seria me dijo que sabía lo que yo estaba haciendo (la perra me había visto en el baño de cole). Y me dio dos opciones o hablas con tus viejos o les digo yo.
No sabía que hacer. Como a los 10 minutos llegó mi vieja y nos fuimos. Llegamos a casa y me preguntó que había pasado y recordando lo que había dicho M, y le conté.
No tienen idea de su cara! Lo primero que me dijo fue: - ¿Cómo pudiste hacernos esto? !Nosotros que te damos todo! .... digamos que no era lo que esperaba escuchar. Yo no paraba de pedir disculpas y decirle que se habia terminado. Pero obvio que no me creía…. Y de ahí en más… el calvario. Me vigilaban en todos lados, en el baño, la cocina, el colegio, etc.
Los odiaba, lo único que quería era que me dejaran en paz. Fue una época nefasta. Que estúpida, no? Hacer todo eso por un tipo, pero la verdad es que yo soy una obsesiva compulsiva, dominante. Divina, no? Y cuando pasó lo de E sentí que mi mundo se terminaba.
Yo había imaginado un montón de cosas y de un día para el otro todo terminó. Entre ellos mi sueño de convertirme en abogada. E siempre me había hablado de su sueño de ser abogado, yo estaba feliz, me imaginaba en la facultad con él, abriendo nuestro estudio y en algún momento formar una familia. Pero obviamente nada de esto sucedió terminamos el colegio y yo desaparecí de la faz de la tierra. Bueno no fue tan así, pero deje de verme con todas las personas que me recordaban a él. (Casi todos mis amigos).
Y en ese estado ingresé en la universidad, decida a tomar las riendas de mi vida y acostarme con cuanto tipo pudiera. La verdad mi paso por la universidad fue increíble, conocí un grupo de gente maravilloso. Conocí a mis verdaderos amigos, con los que después de 12 años nos seguimos viendo.
Se preguntarán que pasó con E, si lo volví a ver…. Seguramente escucharon que el mundo es un pañuelo y es cierto. Dos años después de terminar el colegio, salía de mi casa y lo encontré hablando con una vecina (estudiaban juntos). Cuando me vio, se acercó a saludarme y me preguntó como estaba, yo no podía creerlo, lo miraba y estaba como paralizada, no podía hablarle, él se sonrió y me pidió mi nro. De celular para llamarme. Se lo di y me fui. Dos días más tarde me llamó para invitarme a salir… obviamente le dije que si. Pero cuando llegó el sábado, estaba tan nerviosa que lo llamé para cancelar la cita. Y el turro tenía el celular apagado!
Llamé a mi mejor amiga y le dije lo que pasaba. Me dijo q me tranquilizara y que saliera. Mientras hablaba con ella escuché un auto, miré por la ventana y lo vi estacionar. Estaba jugada!! Corté y salí a recibirlo. Me dijo que había reservado una mesa en un resto, tomé mi cartera un saco y fui a su encuentro.
En el auto me mantuve callada, él tampoco habló. Fuimos a un resto por la zona de Caballito. Nos sentamos y pedimos para beber, yo no quise comer (tenia el estomago cerrado). E me hablo de sus estudios (obviamente abogacía), su flia. Y con la gente que se seguía viendo del secundario, me pregunto que hacia y le conté que estaba estudiando en una universidad privada empresariales.
Poco a poco me fui tranquilizando y pude hablar con más soltura, no se si fue el vino pero le conté del llamado para cancelar la cita. E sonrió y me dijo que estaba seguro que iba hacer eso y por eso lo había apagado . La verdad no supe que contestarle, baje la vista y me concentré en mirar mi copa. No se cuantos minutos estuve callada hasta que sentí que E me tocaba la mano, levanté mi mirada y lo vi mirándome. Me preguntó si quería irme y le dije que si. Pagó la cuenta y nos fuimos.
Cuando llegamos a mi casa, estacionó y bajo acompañarme a la puerta. Saque mis llaves y cuando fui a despedirme, le pregunte si quería pasar a tomar un café. Aceptó y entramos. Yo no le había dicho, pero mis viejos estaban de viaje y mi hermana llegaba tarde porque había ido a bailar. Me acompaño a la cocina y mientras se quitaba la campera preparé el café, estando de espaldas sentía su mirada en mi cuerpo, tuve miedo de darme vuelta.
Terminé de preparar el café, lo serví y le pedí que me acompañara hasta el living. Nos sentamos en el sillón y bebimos el café. Mientras charlábamos comenzó a acercarse y me dijo que yo siempre le había gustado, yo lo miré y no supe que decirle.
En ese mismo instante se acercó y me besó. Lo que había estado esperando durante 5 años estaba pasando ¡No podía creerlo! , me sentía en las nubes y comprendí que seguía queriéndolo. Mientras nos besamos, sus manos recorrían mi cuerpo, yo no podía pensar, lo único que quería era sentirlo, besarlo y hacer el amor con él.

Segundos después escuchamos la puerta de calle … mi hermanita había llegado antes. ¡Que inoportuna!

2 comentarios:

  1. Supongo que habras concretado en algun momento no????
    Pobre flaco, se fue con los huevos en la mano!!! jajajaja
    Roger

    ResponderEliminar
  2. jaja!! Podés creer que en todos estos años Nunca pasó nada??

    ResponderEliminar

Otros pecadores